Mucho he leído sobre eso de que mientras una pareja se ame, hasta vivir en un cuartico pequeño con un colchón en el suelo, se comienza. Y sí, hay tantos casos así que uno se sorprende. Porque el amor es eso, sorpresas cada día.

Hay parejas que apenas se deciden vivir juntas en el más pequeño de los pisos, se compran sus cosas para dar efectividad al espacio y no por eso limitarse en disfrutar. Desde el colchón ya citado, hasta un pequeño televisor, unas sillas con una mesa, su juego de platos y vasos, una cocina pequeña, una pequeña olla para café, una olla rápida (para quienes no las conocen, vean acá cuáles son mejorollarapida.com) donde preparan sus comidas con rapidez y mejor sazón, su radio, su perchero y sobre todo, sus ganas de seguir creciendo juntos.

El trabajo fecundo y creador, el ahorro y las buenas compras permiten a las parejas avanzar hacia su anhelado hogar. Todo se basa en ponerle buena presión al amor y al interés.

 

 

Como lo vio en Televisión, mejor lo Verá en Internet

Desde hace unos 20 años en toda Iberoamérica se impusieron con brutal fuerza los infomerciales. Duran hasta media hora repitiendo el mismo argumento y uno que otro testimonio que parece muy halado de los cabellos. Claro, no todos los productos son así, pero los que son malos como que los superan.

Por suerte la Internet no es así ni invasiva ni fraudulenta, van al grano y eso que ves en televisión lo puedes conseguir con verdaderas especificaciones, resultados reales, puntaje verídico y opiniones variadas, que van desde la calidad del producto como formas novedosas de sacarle más provecho.

Lo que ves con rareza en televisión, en las páginas web sí están bien claros y así mismo las recibirás. Ejemplo, mi mamá vio una olla rápida por TV y se veía sospechosa. Una vecina la compró y no resultó buena. Buscamos mejores en una página web llamada mejorollarapida.com, la pedimos y así de buena resultó que ya pedimos una para mi tía y otra para el cumpleaños de mi hermana mayor.

La Internet permite mayor veracidad, análisis, compromiso y efectividad. Y eso no lo verá por televisiónJ.